Cómo afectará el coronavirus al sector inmobiliario en Valencia

Cómo afectará el coronavirus al sector inmobiliario en Valencia

Como afectara el coronavirus al mercado inmobiliario de valencia

Ante las circunstancias que se están sucediendo a nivel sanitario y económico en todo el mundo, como consecuencia del covid-19, queremos analizar qué factores tanto subjetivos como objetivos condicionan la toma de una decisión a nivel inmobiliario tanto para la venta de una propiedad, así como para la compra de una casa, ya que son muchos clientes los que nos preguntan qué pensamos sobre esta situación y cómo afectará al mercado inmobiliario en la ciudad. Sin entrar a ser adivinos, ni gurús, vamos a analizar varios factores.

FACTOR SUBJETIVO: EL MIEDO

Estamos ante una situación nueva y que nos aterra tanto por el drama humano que vivimos como por las consecuencias económicas futuras. Todos tenemos miedo…y lo definimos de la forma siguiente:

  • Sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario.
  • Sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea.

Está claro que el peligro con el que estamos conviviendo no es imaginario. Las muertes se suceden y el drama que estamos viviendo es de una magnitud elevada y es normal que la desconfianza y el desánimo sea enorme.

No obstante, por la relativa cercanía de la anterior crisis, la mayoría de familias tienen cierta experiencia de sobrellevar una crisis económica, aunque nadie tenga experiencia en crisis sanitarias.

Miedo a perder el trabajo, a quedar sin ingresos, miedo a que vuelva a resurgir otro contagio masivo, miedo a las consecuencias sociales futuras…, son algunos de los pensamientos que en las primeras semanas atenazan cualquier tipo de toma de decisiones.

El miedo se presenta en 4 fases:

IMAGINACIÓN

Muchas veces, cuando sentimos miedo, imaginamos de todo. Nos dejamos llevar por nuestras expectativas de lo que puede llegar a ocurrir, de manera exagerada. Pero realmente, estamos imaginando y creando en nuestra mente una situación peor de la que existe, sin saber cómo sucederá. Cuando empezamos a imaginar de forma exagerada, significa que nuestra mente está barajando posibilidades que pueden suceder para estar preparados para enfrentarlas. Cuanto peor sea la situación que estemos pensando, mejor podremos enfrentarnos a ella, si consideramos que tenemos los recursos suficientes. Nuestra mente trabaja rápido y no podemos evitar ponernos en los peor. Esto nos puede salvar la vida en muchas situaciones.

MIEDO FÍSICO

La segunda fase del miedo es el miedo propiamente dicho. El miedo, se manifiesta en tus pensamientos, pero también en tu cuerpo. Cuando llega el miedo empiezas a hiperventilar, tu corazón late más fuerte, tu voz se atenuará y sentirás tu cuerpo lleno de nervios. Ya no podrás imaginar, ni pensar. Tan solo sentir y prepararte para actuar.

PARALIZACIÓN

Esta es la tercera fase del miedo. Cuando ya no podemos pensar, cuando estamos ante una situación que nos impide actuar.  Cuando el miedo nos paraliza, debemos esperar a que pase. No es una sensación que se vaya rápido, sino que necesita su tiempo. Nuestro cuerpo ha encendido la alarma y necesita un tiempo, para comprender bien que no existe riesgo o bien que lo normalicemos. Cuando convivimos durante un tiempo con esa situación que nos provocó inicialmente ese miedo aprendamos a convivir con ella, y poco a poco vamos minimizando las consecuencias de esa situación, por lo que poco a poco vamos dejando de lado esa parálisis inicial y empezamos a tomar decisiones que nos desbloquean.

RECUERDO

Los recuerdos nos condicionan, a la vez que nos protegen de un mal, por el que hemos pasado y queremos evitar. Estos recuerdos, pueden provocar que perdamos oportunidades. Hay que intentar superar nuestros miedos, no dejar que ellos controlen y condicionen nuestra vida. Sólo nos indican la existencia de un problema y la posibilidad de resolverlo.

Es posible qué tras las primeras semanas, algunos sigan en el estado de parálisis, pero poco a poco otros salgan de esa fase, tomando consciencia de la situación y tomando posición respecto lo que vayan a hacer en relación a la vivienda que tiene en venta o estaba pensando en vender, o bien respecto al interés de compra. Todos con el paso del tiempo nos acostumbramos a convivir con una situación que es posible que nos cambie nuestra forma de enfocar la vida.

FACTORES OBJETIVOS

Además de factores subjetivos como el miedo, podemos analizar otros factores que nos ayuden a ver que está pasando en el mercado:

  • Mercado Bursátil.
  • Recuperación de las ventas en China.
  • Recuperaciones frente a los diversos tipos de crisis.
  • Evolución del mercado en Valencia.

CAÍDA BURSÁTIL

Gráfica de evolución del Ibex 35 en 6 meses

El desplome bursátil ocurrido en estos días generó un pánico en el mercado haciendo que el Ibex haya caído aproximadamente un 20%, caída secundada por otros mercados incluido el Dow Jones americano.

Esa caída bursátil obtuvo un suelo debido entre otras cosas a las medidas tomadas por los gobiernos de inyectar liquidez a los mercados ofreciendo cierta esperanza de recuperación. No tenemos claro que las medidas adoptadas sean suficientes, pero al menos han ayudado a apaciguar los ánimos. Por otra parte, la experiencia de los sucesos acaecidos en China y el comportamiento bursátil allí nos sirven de experiencia, y la recuperación de la bolsa allí es un hecho habiendo recuperado casi la mitad de la caída.

Si queremos trasladar el comportamiento bursátil al mercado inmobiliario, en cuanto a términos de volatilidad, debemos pensar previamente en que la volatilidad es la definición del riesgo del mercado, habiendo más riesgo tradicionalmente en la bolsa que en el mercado inmobiliario. Por lo que los movimientos en cuanto precios en el mercado inmobiliario son más lentos y mucho más suaves. Por lo que podemos pensar que el comportamiento del mercado pueda corregir algo el precio en los próximos meses sin llegar ni mucho menos a los niveles bursátiles.

Aunque el miedo hace que se retiren compradores, seguro otros verán la ocasión como oportunidad de inversión inmobiliaria con menos riesgo que la inversión en bolsa.

RECUPERACIÓN INMOBILIARIA EN CHINA

Ante la novedad de la situación que nos toca vivir, pocas referencias tenemos. La única que disponemos es la que ha sucedido en China recientemente, y al igual que la bolsa china se ha ido recuperando, el mercado inmobiliario también, a unos niveles de transacciones del orden del 50% respecto a las ventas del año pasado, tras un plazo de 8 semanas después del crash provocado por el virus. Si queremos realizar comparaciones entre la experiencia China y la española, tenemos que ser cautelosos ya que entre otras cosas el mercado bursátil allí ha sufrido menos que el Ibex, con una recuperación rápida y una caída posterior arrastrada por el contagio en Europa, pero con una nueva recuperación posterior. Todo ello hace indicar que la situación de recuperación en España pueda ser algo más lenta.

PLAZOS DE RECUPERACIÓN TRAS LA CRISIS

Tras toda crisis económica vienen meses de recuperación económica, pero ese plazo de recuperación es más o menos largo atendiendo a los distintos tipos de crisis, bien sean estructurales, cíclicas o fortuitas.

Los periodos de recuperación de las crisis estructurales son 3 veces el periodo de crisis, las cíclicas el doble y las fortuitas (como la crisis actual) algo menos del doble. Esto nos puede dar una referencia de plazos.

Según Goldman Sachs, las crisis estructurales tienen una media de duración de caída de unos 45 meses, mientras que la remontada tarda más de 110 meses. Es lo que se observó durante la crisis del 2008.

Una contracción cíclica, como la que se produjo en el año 93 en España tiene un impacto de media de 26 meses de retrocesos y 50 meses de vuelta a niveles previos.

En última instancia, una crisis sobrevenida de forma accidental o fortuita genera una sangría bursátil derivada de un evento ajeno, como sucedió en el 2001 por la caída de las torres gemelas, o en 1987 con el crack del Lunes Negro, suele tener un restablecimiento más rápido, en torno al año y medio para volver a la normalidad, después de entre 6 y 8 meses de turbulencias. Este es el escenario que muchos expertos creen que tenemos en el momento actual.

EVOLUCIÓN DEL MERCADO EN VALENCIA

Para poder prever cómo se comportará el mercado de vivienda en Valencia, tenemos que saber de dónde partimos y cómo ha evolucionado el mercado desde la última crisis hasta ahora. En ese sentido el pico en cuanto precios se alcanzó en mayo de 2008 y desde entonces el precio se redujo en un 33%.

Seguro que tras las circunstancias que vivimos habrá compradores que dejarán su proceso de búsqueda, bien porque su situación financiera o laboral haya cambiado, o porque tengan expectativas de que cambie bien directa o indirectamente.

Pero por otra parte hay un grupo de trabajadores por cuenta ajena que, a priori, su estabilidad económica no ha mermado, como son los funcionarios que pueden tener una buena oportunidad de compra, al igual que los inversores pueden buscar opciones de compra como refugio a la volatilidad bursátil.

Por tanto, sabemos que habrá menos compradores al menos durante los próximos 12 – 16 meses, pero NO desaparecerán todos, Por otra parte, todo el desempleo que se está generando vía ERTEs, es un desempleo temporal con un compromiso por parte de la empresa de reincorporación en plantilla en plazo de 6 meses… por lo que esa circunstancia de desempleo también es TEMPORAL.

Por otra parte, los bancos están deseosos de seguir prestando dinero, a los tipos de interés más bajos de la historia, por lo que a medida que los trabajadores se vayan recolocando en sus puestos de trabajo, y el consumo vaya reactivándose, volveremos poco a poco a la normalidad.

No obstante, el hecho que haya menos compradores para la misma oferta hará que los propietarios tengan que competir más para destacar sus propiedades y quizás en ese momento sea más importante estar en manos de un profesional inmobiliario que saque el mejor partido posible a la vivienda que le toca vender, consiguiendo aportar el mayor número de compradores, para obtener el mejor precio posible, sabiendo negociar y velando por los intereses de las personas que confiaron en ese profesional.


Contacto

En el caso que tenga dudas acerca de qué hacer en estos momentos a la hora de vender su casa en Valencia, no dude en consultarnos. Le daremos nuestra opinión sincera y le ayudaremos en todo lo posible para que tome la mejor decisión.

NADIE HARÁ MÁS POR VENDER SU VIVIENDA 

En MBI Asesores inmobiliarios, estamos convencidos de que tenemos que invertir en tecnología para ofrecer los mejores servicios a nuestros clientes, y lo hacemos, invertir en formación para que nuestros agentes tengan un gran dominio sobre las diversas cuestiones que se puedan generar en cada operación, y, por último, ponemos todo el cariño del mundo en lo que hacemos, porque sabemos que tratamos con personas que nos importan.

Y es que NO vivimos de la venta de una casa, sino de la venta de muchas casas, y eso sólo pasa cuando nuestros clientes quedan satisfechos con nuestro trabajo… ese es nuestro objetivo. Estamos para acompañarte y ayudarte en todo lo que necesites.

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Requerido

Tu nombre
Dirección de email (no se hace pública)
¿Qué experiencia has tenido con nosotros?
rating fields

Descárgate GRATIS nuestra guía

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)