Cómo decorar estanterías sin complicarte

Cómo decorar estanterías sin complicarte

Estamos en un momento inédito y cómo decorar estanterías es prueba de ello. Las figuritas rancias y los detalles de las bodas a las que hemos asistido ya son historia.

¿Y quién quiere complicarse? No todos somos unos manitas ni unos fenómenos al taladro. Por eso lo práctico se impone, pero ojo ¡con buen gusto!

Por suerte, tendencias decorativas como el estilo nórdico, nos aportan grandes ideas. Opciones que quedan bien en cualquier ambiente ¿no es fantástico? Pero no solo de nórdicos vive nuestra decoración.

Veamos ideas fáciles para decorar estanterías con gusto. ¿Quieres enamorarte de tu casa de nuevo?

Los cuadros ya no cuelgan de la pared

Celebramos con acierto el momento en el que la primera decoradora posó un cuadro sobre una estantería ¡pero qué gran idea! Y mejor aún si combinamos estilos.

Puedes, por ejemplo, dedicar una pared a retratos solo en blanco y negro. Retratos, láminas o dibujos, lo que quieras, pero manteniendo un único estilo. Depositados uno junto a otro sobre las estanterías ¡fabuloso!

Quizás así el toque de color lo aporte el sofá, las cortinas o los cojines. O podría ser al revés, que tu salón tuviera unos tonos muy neutros; grises claros o beiges. En ese caso escoge una combinación de color.

¿Una idea? Rosas (más y menos intensos) o verdes. Combinarán perfectos con un salón en gamas grises. Así la composición de tus estanterías tendrá entidad propia. Aportará ese toque personal, fresco y colorido.

Añade algún cojín o alfombra en los mismos tonos para que sea perfecto.

Qué más opciones hay para decorar estanterías sin complicarte

Otra de las favoritas es colmarlas de plantas de interior. Algún cactus, plantas colgantes o enredaderas guiadas con acierto mediante alfileres casi imperceptibles.

Todas las viviendas deben tener su toque vegetal, pero si lo prefieres ¿por qué no conviertes tu salón en un vergel? Verás que la Nasa recomiendo algunas de esas plantas incluso para tenerlas en dormitorios.

Puedes dedicarles un par de estanterías y hay algunas que tienen un mantenimiento súper sencillo. Con regarlas una vez por semana suficiente. Además, si prefieres empezar con cactus, hay algunos con flores preciosas.

¿Y el baño? Cualquier helecho se sentirá como en casa en un ambiente tan húmedo. Así que no olvides esta habitación. Un baño o un aseo también pueden tener elementos decorativos y diferenciadores.

No olvides los libros y otros clásicos para decorar estanterías

Sin duda son un clásico, pero ¿qué sería de una estantería sin libros? Aunque dentro de nuestra rebeldía y ganas de innovar te diremos que vale todo. Puedes apilarlos en horizontal o combinarlos con las opciones anteriores.

Quizás alguna pieza clave entre ellos. Ese elemento especial que significa algo para ti y te apetece tenerlo a la vista. Puede ser algo familiar, algo nuevo, un premio o tu bote de monedas ¡lo que quieras!

Otra opción que puedes barajar es convertir en cuadro decorativo tu frase favorita. Es muy inspirador. Y completar con ella alguna de tus estanterías.

Lo sé, lo has visto en algún sitio seguro, pero ¡admite que quedan genial! Hablamos de los candelabros, sobre todo los individuales. Los hay preciosos y muy económicos y oye, quizás se vaya la luz y los necesites.

O mejor todavía, úsalos en tus cenas más privadas para darles ese toque romántico.

Elementos naturales

Esto debería depender del estilo decorativo elegido en las estancias donde tienes las estanterías. Pero, por ejemplo, los elementos naturales siempre aportan un toque auténtico a cualquier vivienda.

Una pieza de madera, un elemento pajizo o de rafia o quizás una pieza minimalista de hierro. Objetos que suelen quedar bien con todo, siempre que no se caiga en el exceso.

¿Has visto esas jaulas antiguas de cúpula redondeada? Se están extendiendo bastante también. Aunque algunas personas las empleas como si fueran floreros. ¿Ves por qué te hablaba antes de rebeldía?

Ese tipo de piezas suelen encontrarse en los comercios de decoración y son muy versátiles. Siempre que olvides para qué son en realidad. ¿Cómo andas de creatividad?

Otra opción para tus estanterías sin complicaciones son las cajitas. Colecciones de cajas o cestas de diferentes tamaños. Así a la vista de todos. ¿Quieres tentar a tus invitados? Prueba.

Por suerte, decorar estanterías sin complicarte está… Exento de complicaciones

Si sientes la curiosidad de visitar una tienda de decoración te quedará claro clarísimo. Para decorar estanterías no hay que complicarse. Solo escoge un estilo y unas tonalidades.

Será parecido a las reglas entre sofás y cortinas ¿las conoces? Si tus cortinas son estampadas, tus sofás deben ser en colores sólidos. Por el contrario, si tus sofás tienen dibujos, tus cortinas serán lisas.

Esto es parecido. Es decir, compensado.

La regla fundamental es no sobrecargar los ambientes. Recuerda la frescura de los verdes. Añade si quieres elementos en colores más vivos, pero dispersos; en las estanterías por ejemplo.

No olvides combinar con tu alfombra (ahora ya casi con la de verano) y añade, por último, cojines. Tus estancias se verán perfectas con estos detalles ¿Aún quieres saber cómo decorar estanterías?

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Requerido

Tu nombre
Dirección de email (no se hace pública)
¿Qué experiencia has tenido con nosotros?
rating fields

Descárgate GRATIS nuestra guía

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)