Cómo negociar la venta de una casa

Cómo negociar la venta de una casa

Negociar la venta de una casa es un punto fundamental. Sobre todo si tienes en cuenta todos los parámetros que te interesan. De otro modo, podrías llevarte alguna sorpresa inesperada y no demasiado agradable.

Los suministros, la hipoteca pendiente, la certificación energética o el IBI. Hay muchos detalles que te interesa conocer para valorar opciones. Y, sobre todo, para negociar la venta de una casa sin contratiempos. Lo vemos.

Conceptos generales para negociar la venta de un inmueble

Cuando vas a vender una vivienda no siempre es obligatorio hacer una tasación previa. No obstante, ese tipo de estudio te puede aportar mucha información útil.

Sobre todo porque compara la vivienda con otras del entorno. Pero también porque valora muchos parámetros interesantes. Como los accesos, los servicios cercanos o su estado y el de la finca.

Todos estos datos te pueden ayudar a establecer una línea base. Algo así como qué lugar ocupa tu casa entre la oferta disponible. Porque, si fuera de las mejores de la zona, sabrías que cuentas con esa ventaja frente al resto.

Por contra, si hubiera muchos pisos en mejores condiciones, quizás deberías plantearte alternativas. Como pequeñas reformas o una posible rebaja en el precio de salida. Así, esa tasación será como un estudio de mercado.

Unos datos realistas pueden permitirte un cierto margen de maniobra. Solo tienes que decantarlos a tu favor. Te servirán de argumento en tus negociaciones.

No te conviene que la venta se dilate

Como propietario hay varias cosas que debes tener en cuenta. Y es que, esos mismos datos que tú recabas, también podría conocerlos el comprador. Pero el más importante es el tiempo que lleva la casa en venta.

Este dato podría ser un indicador de muchas cosas, pero ninguna positiva para ti. Un posible interesado podría pensar que hay algo poco conveniente en tu inmueble. Algo que otros han visto y quizás él no, pero “por si acaso”.

¿Un precio muy elevado, cargas, vicios? O cualquier otro problema. Es decir, por algún motivo la gente está rechazando tu vivienda de forma sistemática. Algo que podría empezar a ahuyentar a los compradores.

Un retraso excesivo también podría alentar a otras indagaciones. Como el motivo de la venta o la situación familiar del vendedor. Incluso posibles sucesos dentro de la vivienda ¡no permitas que eso te pase a ti!

Asegúrate de que tu casa está en las mejores condiciones. Si no es así repasa cada habitación en busca de cosas que puedas mejorar. La limpieza, una mano de pintura y el orden son indispensables.

Impuestos y otros gastos a tener en cuenta

Si vas a negociar la venta de una casa no puedes olvidarte de los impuestos. Lo normal es que el vendedor liquide el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Pero, como es una tasa anual, podrías valorar el no hacerlo.

Es decir, si vendes en enero o febrero, propón que sea el comprador quien asuma el pago de ese año. O, si lo prefieres, la parte proporcional. Aunque quizás te pida algún tipo de compensación equivalente ¿un descuento?

Si conoces bien el resto de casas disponibles y crees que va a haber un regateo ¡prepárate! Puedes incrementar ligeramente el precio de salida para después ofrecer un descuento a los compradores.

Pero cuidado, si es excesivo quizás los persuadas antes de tiempo. Sin duda esto es un verdadero arte y lo mejor es tener ases bajo la manga. Argumentos a favor o beneficios tangibles que decanten la balanza.

Gastos como los suministros de la vivienda o pagos de escalera y derramas, deben estar al día. Mejor así que si los das de baja. Porque es otra forma de ahorrar trámites, tiempo y dinero a los futuros ocupantes del piso.

Un pequeño favor final

Actualmente, ya es posible subrogarse a una hipoteca pendiente para heredar sus condiciones. Por eso, si tu vivienda tiene esa carga con algún banco, ofrécete a informar de tus condiciones a los compradores.

Si éstas fueran ventajosas, sería un detalle facilitarles ese paso. Así ellos conseguirían mejorar las posibles ofertas actuales y estarían agradecidos. Puede ser una buena compensación.

También puedes consultar con profesionales que te den su opinión desinteresada. Piensa que tú podrías sentirte subjetivado por los sentimientos para con la casa. Necesitas una opinión imparcial.

Puedes consultar técnicas como el Home Staging para la puesta a punto de tu casa. Además de consultar todos los pormenores que deberían incluirse en el contrato de compra venta. Esto es muy importante.

Todas estas valoraciones deberían ser más concretas si conociéramos exactamente todos los datos de tu casa. Por eso es importante que valores punto por punto tus fortalezas y tus debilidades.

Para negociar la venta de una casa con los deberes hechos. Pero, si lo necesitas, en MBI Asesores Inmobiliaria de Torrent podemos ayudarte. Gracias a nuestra experiencia, detectamos con rapidez todos los puntos a tener en cuenta ¡llámanos!

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Requerido

Tu nombre
Dirección de email (no se hace pública)
¿Qué experiencia has tenido con nosotros?
rating fields

Descárgate GRATIS nuestra guía

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)