¿Realizar reformas ayuda a vender tu casa?

¿Realizar reformas ayuda a vender tu casa?

¿Realizar reformas en tu casa para ayudar a la hora de venderla?

No parece que quede muy claro si realizar reformas en tu casa acelera su venta. Algo que tiene tantos detractores como defensores. Es por eso que hoy vamos a darte una opinión basada en resultados.

De esta forma dispondrás de un argumento sólido a la hora de tomar tu decisión. ¿Quieres vender una vivienda? ¿Te gustaría hacerlo cuanto antes? Vamos a hablar de tus opciones.

¿En qué estado se encuentra la vivienda que quieres vender?

Antes de hablar de si hay que realizar reformas en tu casa o no, hablemos de su estado. Aunque sabrás que todos los elementos de un hogar no envejecen al mismo tiempo.

Para esto deberías intentar ser imparcial y, si estamos hablamos de su estado estético, piensa como un comprador ¿en qué te fijarías tú cuando visitas un inmueble con intención de comprar?

Sin duda baños y cocina aparecerían en tu lista. En ese caso, si estas dos estancias estuvieran deterioradas ¿descartarías esa propiedad? Según los especialistas una gran mayoría de personas lo harían.

Esto es así porque existe un componente emocional a la hora de la adquisición de un inmueble. Un factor que impulsa a la compra o no. Parte de este factor se basa en ese estado estético: limpieza, armonía y “edad”.

No importa si es una vivienda nueva o de segunda mano. Las sensaciones podrían ser exactamente igual de positivas. Pero algo roto, desgastado o en mal estado no despierta en nosotros los mismos sentimientos.

Sin olvidar el orden; nada de paredes o muebles abarrotados. Tampoco excesivo mobiliario ¿mobiliario? Nada tienen que ver los actuales con los que comprábamos hace 30 o 40 años ¡ojo con esos comedores tan oscurecidos!

La técnica del home staging como respuesta

Esta es la respuesta a la duda de si realizar reformas en tu casa. Los expertos afirman que una pequeña inversión podría incrementar el valor final de la vivienda en un 10 % como mínimo.

Es por eso que este arte de arreglar una vivienda o “lavarle la cara” para acelerar su venta se ha profesionalizado. Empezó ya en otros países, pero se trata de algo muy recomendable.

Cambiar un sanitario, arreglar las puertas de los armarios de la cocina o repintar las estancias son medidas habituales. Aunque los profesionales del home staging suelen ir más allá y cambiar por completo el interiorismo.

Incluso grandes empresas de mobiliario y decoración han manifestado su deseo que abrir la opción del alquiler de muebles.

Así se podría ofrecer una presentación de la vivienda con piezas nuevas y después devolverlas tras su venta. Sería como un escaparate.

Porque sin duda colores, muebles y, como no, baños y cocina, conforman un gran escaparate. Permiten al comprador imaginar su vida allí y las posibilidades de la vivienda.

Colores neutros, alguna planta y mucha luz. Además, claro está, de esas pequeñas reformas o arreglos si fuera necesario. Todo esto en su conjunto subiría el precio final de venta de tu vivienda.

Como decíamos antes, si inviertes alrededor de un 5 %, obtendrías un incremento del doble al menos.

Opciones más allá del lavado de cara

Ya sea solo un pequeño lavado de cara o una intervención completa, no todo es estética. Es cierto que la primera impresión es la que cuenta y esto puede aplicarse a casi todo. Así pesa para nosotros ese primer vistazo.

Sin embargo, hay otras mejoras que aportan valor y que podrías considerar. Por ejemplo, la instalación eléctrica de una vivienda podría empezar a dar problemas a partir de los 15 años.

También es interesante el aislamiento y estado de las ventanas o si dispone de aire acondicionado y calefacción. Extras que, a la hora de hacer una tasación hipotecaria, se tendrán en cuenta

¿La casa que quieres vender tiene menos de 15 años?

Aquí, de nuevo, tenemos que hablar del estado de tu vivienda. Tal y como empezábamos este contenido. Si el inmueble que quieres vender es relativamente nuevo podría bastar con pintar y poco más.

Recuerda que los colores neutros son más atractivos. Tonos suaves que tranquilicen y provoquen bienestar. Quizás incluir papel pintado con motivos vegetales en alguna pared, algo muy actual y que gusta.

Y, después de las paredes, lo siguiente más importante son las telas. Los textiles visten las viviendas y las transforman. Por eso combinar varios cojines, añadir alfombras o cambiar cortinas es una gran idea.

Podrías renovar tu casa por completo con una inversión muy pequeña. ¿Un consejo? Si lo crees necesario podrías alquilar un trastero para guardar esos muebles, cuadros o lo que tengas que retirar. Los hay muy reducidos.

En cualquier caso, puedes echar un vistazo y anotar qué cosas son susceptibles de cambio o mejora. Con ese listado podrás considerar los precios y plantearte un presupuesto acorde a tus posibilidades.

Antes de realizar reformas en tu casa pide recomendaciones a un profesional

Si quieres vender tu piso y evitar errores, es mejor que te pongas en manos de profesionales. Comenta tus inquietudes con un agente inmobiliario de confianza y déjate aconsejar.

Valora las opciones que te ofrecen y calculad juntos ese posible incremento del valor final. Un profesional podrá explicarte qué detalles valoran más los compradores.

Así, cuando decidas realizar reformas en tu casa, podrás escoger con acierto. ¡Que tengas una rápida y buena venta!

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Requerido

Tu nombre
Dirección de email (no se hace pública)
¿Qué experiencia has tenido con nosotros?

Descárgate GRATIS nuestra guía

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)